El tiempo de lectura de este artículo es de 1 minutos

 

Una histórica serie de dibujos animados llamada “La abeja Maya” tenía por banda sonora una canción que decía así: “No hay problema que no solucione Maya”.
Escuché la canción hace unos días en una celebración, y aparte de la nostalgia por mi infancia, me hizo pensar en la gran cantidad de problemas que en mi día a día tengo que solucionar como Administrador de Fincas.
que-hace-administrador-fincas
Recuerdo que en una ocasión me preguntaron a que me dedicaba, y respondí: “soluciono los problemas de la gente”. Me refería más a mi faceta de abogado, aunque seguramente en el fondo esa respuesta haga más justicia a mi faceta de administrador.
Desde intervenciones urgentes por escapes de agua, averías de grupos de presión, puertas de garaje, ascensores, limpieza, piscinas, ruidos y molestias entre vecinos, y así hasta un sinfín de aspectos que debemos atender en las comunidades que administramos.
Si lleváramos un diario de la gran cantidad de problemas que solucionamos los administradores, estoy seguro de que nos sorprenderíamos (todo eso???!!!).
El reto es conseguir que nuestros clientes lo sepan, para que así puedan valorarlo. Es tarea de todos los administradores valorarnos como merecemos, y hacerlo saber a los clientes, porque lo cierto es que “no hay problema que no solucione…el Administrador”, y eso tiene un enorme valor.