El tiempo de lectura de este artículo es de 3 minutos

“Si no fuera por el horario de las reuniones de propietarios, la profesión de Administrador de Fincas sería diferente”

Si eres Administrador de Fincas seguro que has dicho o escuchado alguna vez esta reflexión. Y seguro que con toda probabilidad la compartes, salvo que tengas la fortuna de gestionar centros comerciales, edificios de oficinas, o polígonos industriales, que siendo también comunidades de propietarios acostumbran a celebrar las “Juntas perfectas”, al menos desde el punto de vista del horario, por cuanto habitualmente se celebran en horario laboral y son razonablemente cortas.

En el otro extremo están los Administradores de Fincas en zonas turísticas, donde por lo general se hacen coincidir las Juntas de Propietarios con el período de vacaciones. Eso si que es un sacrificio, sobretodo de conciliación familiar.horario-reunion-comunidad-propietarios

Tras esta situación, y como prolongación del excelente artículo de Maribel Orellana sobre la conciliación del trabajo del Administrador de Fincas, me permito reflexionar sobre los horarios que convienen tanto a quién recibe el servicio y a quien lo ofrece. Si echamos un ojo a muchas otras actividades, encontraremos un sin fin de ellas donde es el cliente quien pone el horario, y el que ofrece el servicio se debe adaptar a él. 

Lógicamente, el Administrador de Fincas no puede equipararse, en esto, por ejemplo al sector del ocio (restaurantes, teatros, …), pero la tradición de años (décadas) de celebrar las Juntas a última hora del día no podrá ser reconducida en unas semanas.

Salvo el “atrevimiento” de algunos Administradores de Fincas que han (hemos) adelantado las convocatorias media hora año tras año, pasando de las 20:30 a las 19h en poco tiempo (sin emplear la regla de 52-x²+x=10 de la imagen), no me constan otros “valientes” que hayan conseguido adelantar mucho más de estas horas las Junta de Propietarios.

Convocar la Junta de Propietarios en horarios que permita al Administrador una razonable conciliación laboral, debe conllevar necesariamente una contrapartida de valor para los comuneros. De la misma forma que los Administradores que disponen de sala de juntas, ofrecen un lugar cómodo, limpio, sin interrupciones ajenas, climatizado, …. debemos innovar en algunas circunstancias que doten de valor a la celebración de una Junta en horario más apropiado.

De lo contrario, si el único beneficiado por ese cambio de horario es el Administrador, ¿cómo esperamos que un propietario haga un esfuerzo, frecuentemente laboral, para asistir a una Junta a las 5 de la tarde cuando ahora no lo hace y se celebra a las 20h?

La verdad es que pienso en esto cada vez que el tutor/a de mi hija me cita para tratar su evolución escolar, y es él/ella quien me plantea el abanico de horarios, entre las que no se encuentra, por supuesto, una reunión más allá de las 6 de la tarde. ¿qué nos hace falta a los Administradores para convencer (queda mejor que obligar) a los comuneros a que las reuniones no sean vespertinas? 

Algunas ideas para que celebrar la reunión en horario más temprano sea mejor … también para los comuneros.

Si los propietarios tienen a su acceso más información y, sobretodo, de mayor calidad respecto de los temas a tratar en la Junta, es probable que valoren más el tiempo que le dedican a su asistencia, o incluso deleguen el voto si no pueden asistir, sintiéndose más informados a la vez que valorando más su voto.

Combinado con lo anterior, el uso de algunas herramientas tecnológicas pronto permitirá con naturalidad opinar y votar los acuerdos sin necesidad de asistir presencialmente a la reunión.

Posiblemente, convencer de esto, apoyado por un “incremento en los honorarios por Junta fuera del horario laboral” (como recogían los baremos de honorarios hace tiempo), sería más fácil.

Seguro que tú tienes más ideas. Cuento con tu participación dejando un comentario….

Pedro García