El tiempo de lectura de este artículo es de 1 minutos

 

Por increíble que parezca, existe un evento musical que lleva por nombre “Concierto del Vecino”. El otro día me encontré casualmente con una publicación que lo anunciaba. Lástima que ya había pasado la fecha, pues de haberlo sabido antes hubiera acudido. Se trataba de un anuncio de un concierto de la Banda Municipal de Castellón que decía así:

“La Banda Municipal de Castellón siempre intenta llevar la música a todos los lugares de nuestra ciudad. Por este motivo, va a ofrecer el conocido como ‘Concierto del Vecino’ en el Distrito Oeste (…)” 

concierto-vecino

¡Excelente! Porque creo que se ha extendido de manera generalizada la creencia de que las comunidades de propietarios son un foco de conflictos, de enfrentamientos entre vecinos, y si bien son entornos necesarios para vivir en la ciudad (no todo el mundo tiene la posibilidad de vivir en viviendas unifamiliares), al mismo tiempo se perciben como unos complejos que la mayoría de personas evitaría si pudiera. Y ¡qué decir de las reuniones de vecinos! ¡Cuánta gente tiene la percepción de que son, como decía José Antonio Marina, “un cisco, es una pérdida de tiempo, nos cabreamos, no nos ponemos de acuerdo…”.

Me parece fantástica la existencia de un evento denominado “Concierto del Vecino”, y más tratándose de algo asociado a la música, que tanto une. Y si con un concierto se celebra la hermandad entre vecinos de una misma localidad, ¿no sería hermoso extenderlo a las comunidades de propietarios?

Qué hermoso sería que en todas las comunidades se creara un “concierto del vecino”, en el que los vecinos músicos, si los hubiera, tocaran para el resto de vecinos, y de no haberlos, alguien “pinchara” música, estrechando lazos, y celebrando la convivencia, dejando de lado las discrepancias de criterios a la hora de alcanzar acuerdos en las juntas.

En el fondo, todos somos vecinos de una misma comunidad global, la Tierra, y si sentimos solidaridad y unión como parte de la especie humana, tanto más la habríamos de sentir hacia nuestros vecinos de la comunidad de propietarios.

Ojalá…