El tiempo de lectura de este artículo es de 1 minutos

En otro post hablé de los Administradores de Fincas como pacificadores en las Comunidades de Propietarios.

Me quiero referir a la labor de mediación de conflictos.

?????????????????????????????????????????????????????????????

En muchas ocasiones (más de las que la gente cree), los Administradores de Fincas tenemos que intervenir en los conflictos que surgen entre dos o más vecinos. Se trata de situaciones en las que un vecino molesta a otro, y cuando se le traslada la queja, aquél a su vez contesta con otra queja del vecino que se había quejado de su comportamiento. Es el “y tú más”.

Entonces nos encontramos con un conflicto entre dos vecinos que son al mismo tiempo molestos y molestados.

¿Qué podemos hacer los Administradores de Fincas ante estas situaciones?

Lógicamente, no podemos posicionarnos a favor de uno u otro, porque tal posicionamiento, además de ser injusto, acabará pasándonos factura, pues el vecino agraviado (perjudicado) por el favoritismo hacia el otro, no lo olvidará (con razón), y a partir de ese momento lo tendremos en nuestra contra.

De forma que nuestra actitud tiene que ser imparcial, neutral, tratando de acercar posturas, de encontrar un punto intermedio en el que las dos partes confluyan, tolerándose recíprocamente, y evitando que las molestias que se causan uno a otro excedan del límite de lo soportable.

Hay una expresión en mi pueblo que define muy bien esta filosofía: “arregléuse a bones”, que significa “arreglaros a buenas”, es decir, solucionar el problema pacíficamente.

Lamentablemente las disputas no siempre se pueden solucionar “a buenas”, e inevitablemente habrá que acudir a la vía contenciosa (“a las malas”).

????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Pero siempre, siempre, vale la pena intentarlo, porque sin duda, siempre es mejor una resolución pacífica de conflictos que una resolución contenciosa.

Fabio Balbuena

Administrador de Fincas. Abogado.

@fabio_balbuena
fabiobalbuena.blogspot.com